YolanDa Miedo. Recuerdos (Capítulo 6)


El doctor Lorenzo, con una mezcla de vergüenza y pena, tan características del fracaso, avanza sin temor a equivocarse.

He de reconocer que tras estos cuatro magníficos candidatos, no hay necesidad de que siquiera evaluemos al sujeto Paco García… no sé de donde sale tanta desgracia pero bien os puedo asegurar que no ha sufrido tanto, no está tan desesperado ni tan solo en el mundo como ellos… así que si les parece bien iré directamente a YolanDa Miedo.

Calla durante un instante a la espera de aprobación ante su oferta y el asentimiento generalizado, así como el propio cuñado del doctor Méndez, se lo dan.

Muy bien, pues paso a Yolanda Miedo. Mujer, 26 años. Es una fémina muy creativa pero con muy poco de esa personalidad excéntrica de los “artistas”. Su carácter le incita más bien a encerrarse en sí misma, expresándose con auténtica sinceridad cuando deja que fluya su faceta artística. Nació así, con fobia social, ha conseguido canalizarla hasta cierto punto a través del arte. Es imaginativa y cándida, melancólica y solitaria y tiene claro que no soporta esta sociedad. Es huérfana por partida doble, de nacimiento y de familia de adopción, la cual murió en un accidente de tráfico. A partir de ese momento triste y desafortunado aunque no traumático, sobrevivió gracias a la herencia que recibió, pues ante su mayoría de edad, el Estado, cada vez más neoliberal y menos garantista, se lava las manos cual Herodes moderno. Ahora esos ahorros han volado, malgastados o no, no es nuestra labor valorarlo. Yolanda necesita dinero con bastante urgencia. Caben destacar varios puntos fuertes: sus problemas mentales hacen de casi todos sus recuerdos hechos traumáticos, imprimables; cubre ciertos cupos… como todos los elegidos si soy sincero… y su necesidad de ingresos es más que evidente.

miedo

El doctor Lorenzo calla, espera a que la idea se fije en el resto, Yolanda Miedo es una gran candidata, ¿a quién le amarga un caramelito? ¡Ah, la bonificación! Último punto, reticencias.

La vida es un conjunto de binomios, frío-calor, bien-mal, Yolanda como candidata también. Mantiene alguna relación personal de valor, de cercanía. Un par de trabajadoras sociales que se encariñaron con ella y la abogada de sus padres adoptivos. Aunque no hay duda de que su urgencia económica es más acuciante que importantes estas amistades… por último y más importante, con esta sujeta habrá que tener en cuenta que, en tanto en cuanto sus problemas mentales son inherentes a su personalidad y no provienen de situaciones traumáticas, su comportamiento y resultados pueden… insisto en el pueden…

Tampoco va a ponerse piedras en su camino bonificado.

… Pueden ser impredecibles.

El doctor lo dice convencido de que esto es negativo, la mitad de la sala comparten su visión, la otra creen que es interesante para los objetivos perseguidos y gracias a que son impares, el doctor Méndez puede en primera instancia, predecir el resultado.

Por muy imprevisibles que sean los resultados, vuestras mentes, algo perversas como todas, se mueren de curiosidad por su participación… sin duda la vais a elegir…

Sin dudas, el coro de científicos la aceptan, nueva rata de laboratorio, ya son cinco y el cuñado de Méndez avisa.

Sólo queda un espacio libre, como entre el resto de ustedes surjan unos sujetos tan idóneos como los que ya hemos conocido, la reunión se va a alargar más de lo que ninguno de nosotros quiere…

Pero pasan los elegidos de distintos doctores y la reunión avanza rápida, sin dilemas ni nuevos candidatos para Sede Central hasta que el doctor Allen, como la llave, presenta a Bernardo Loup.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.