Conocimiento personal 1


Esto es todo lo que puedo publicar esta semana, ya lo siento, porque tengo una historia larga escrita, pero lo que no tengo es el tiempo necesario para transcribirla, os dejo con una pequeña reflexión que no refleja mi estado actual (mamá tranquila), pero que sí es un reflejo del porqué soy infeliz cuando no soy feliz. Vamos, conocimiento personal (los que entendáis de posicionamiento entenderéis está última frase ;P).


Recuerdos del mañana asaltan mi memoria en forma de evocaciones inexistentes que todavía están por suceder. Rosigan mi mente arrancando de su lugar predilecto a mis propias verdades, haciendo que olvide la realidad que en su momento viví.

¿Qué pasará mañana?

¿Y pasado?

¿Y dentro de unas horas?

Tengo una idea clara pero lo más fácil es que no se cumpla, aunque al aparecer, al crearse o mejor dicho, crearlos, obtienen tal independencia en mi interior, que para encontrar su espacio en mi cerebro tienen la capacidad de eliminar restos de vivencias para ocupar su lugar.

Esto ocurre cuando por situaciones incontrolables, ya sean personales o externas, soy incapaz de vivir el momento. Cuando estoy más interesado en inventarme un futuro probable y existir en él, que en apreciar lo que me ocurre en el ahora.

Es entonces cuando los recuerdos del mañana asaltan mi memoria en forma de evocaciones inexistentes que todavía están por suceder y es en ese momento, anormal en mí, cuando no soy feliz.

El conocimiento personal llega con la edad.

conocimiento personal


Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Una idea sobre “Conocimiento personal