Iguales


iguales-el_rey_carlos_iii_de_espana_museo_del_pradoEn el país y la sociedad en la que vivo dicen, y convencen a demasiados, de dos cosas: “no estamos en un estado policial” y “todos somos iguales”.

Por casualidades de la vida, hoy (por ayer) he podido comprobar de nuevo (más bien corroborar lo que ya sabía) que no son más que mentiras y que son malas para vosotros. Porque cómo si no se explica la imagen que tengo ahora frente a mis narices: lo menos una veintena de tocineras y sus respectivos policías (multiplícalas por 4) están formando un cordón con el que rodean el que quizás sea el hotel más glamuroso, y por ende de los más caros, de la ciudad.  Pero todo este despliegue de poder no se debe a ningún peligro real, bueno, real sí, ahora lo entenderéis, la razón de tal demostración de fuerza policial no es otra que la presencia del rey del país. Y no sólo está presente, si no que se ha hospedado en el hotel de las estrellas que hay en la ciudad gracias al dinero de todos sus súbditos.

Una vez explicados los hechos, volvamos al principio, a las dos mentiras que el sistema insiste en haceros creer:

La primera, “no estamos en un estado policial”. Creo que con sólo releer las líneas anteriores podréis comprobar la falsedad de esa afirmación, pero si todavía no estáis convencidos, tan sólo necesitáis informaros, aunque sea un poco, de tantas y tantas noticias sobre persecución por Twitter (sólo a algunos), o los resultados de muchas manifestaciones pacíficas en contra del poder establecido o mil ejemplos más que no voy a repasar aquí, ya que lo interesante es que despierte vuestra curiosidad… ¿conocéis alguna historia más? Yo sí… aunque si desde jóvenes habéis aceptado las premisas del sistema y no os habéis rebelado contra nada más que vuestros padres, no creo que lleguéis a estar de acuerdo conmigo.

No perdéis nada por informaros.

Y la segunda, “todos somos iguales”… cómo no sea frente a la muerte yo esta última aseveración no la veo por ningún lado. Es decir, ¿cuál es la razón por la que el rey del país ha de dormir en un hotel tan caro con el dinero de todos? ¿No se traduce en que él es especial? Y no sólo eso, si no que movilizan a una barbaridad de agentes que cortan el perímetro público que lo rodea, de nuevo dinero de todos y otra demostración de que no somos iguales… de hecho, ¿no sería mejor que durmiese en algún cuartel o en alguna residencia perteneciente al estado? Seguro que es mucho más seguro y además no cerrarían las calles por su sola presencia, ni entorpecerían la vida cotidiana de los ciudadanos… pero eso no ocurre y todos los sabemos… quizás alguno defienda la postura contraria por tratarse de un jefe de estado y estar realizando su trabajo, pero os habéis percatado de que lo que algunos llaman “el trabajo del rey”, no es tal, el rey no trabaja, el rey es rey y su única obligación es ser, algo que no puede evitar, naturalmente… volviendo a lo de la seguridad del jefe de estado y olvidando que su título es tan sólo una herencia, de acuerdo, lo acepto, ¿pero os resulta aceptable que se haga lo mismo por personajes como Alierta, Rosell o Florentino Pérez? A mí me pararon, me registraron y me prohibieron pasar por varias calles de mi ciudad natal cerradas en exclusiva para ellos… hechos verídicos… no existe ejemplo más gráfico de que para nada somos todos iguales… bueno sí… el trato que reciben todos estos individuos de la justicia, que por supuesto tampoco es igual para todos…

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.