Fernando Folio soy yo 2


Hola a todos, mi nombre es Fernando Folio y soy el primer colaborador del Contador de Historias y como tal, el jefe me ha pedido que me presente en mi primera entrada. Bueno él la llama entrada, permitidme que como primer cambio, yo denomine mies escritos como artículos, hay que tener un poco de altura de miras. Fernando Folio soy yo y lo cierto es que nunca había tenido que presentarme a nadie con esta mezcla extraña de formalidad informal. Llevo varios días dándole vueltas y este repaso de conciencia me ha descubierto algo sobre mí que antes sólo sospechaba. Mi personalidad se basa en la claridad con la que sé las cosas que odio y luego, por descarte, entiendo lo que me gusta. Pues con este conocimiento personal creo que no existe mejor forma de mostraros mi ser, que con una lista de lo que no me gusta y que ella perfile mi presentación… bueno… vamos con ello:


No me gustan las fuentes públicas que sólo sirven para embellecer, vaya derroche de agua en asuntos inútiles… creo que si soy tan específico con la lista, no terminaré nunca y os estaré obligando a unir demasiados puntos para conocerme. Será mejor ir aligerando y haceros un boceto, tendremos tiempo para algo mejor.

No me gusta la hipocresía, las cosas claras y el chocolate espeso. Como ahora, lo que no me gusta, no me gusta, sin ambages ni medias tintas, que el jefe abusa de ver las dos caras de la moneda, e incluso el canto de la misma.

No me gusta la falta de educación y por ende, la falta de respeto, algo que no se contradice con la sinceridad salvaje que me caracteriza según mis conocidos.

No me gustan las grandes corporaciones que controlan el mundo a base de billetes, pero si algunos cayesen en mi bolsillo a lo mejor llevaría a cabo la célebre frase de Groucho Marx: “Estos son mis principios y si no les gustan, aquí tengo otros”.

No me gustan los falsos políticos que gobiernan esta sociedad cubierta de falsas apariencias y que no me acepta como soy, claro que si lo hiciera…

No me gusta ninguna autoridad, ni gubernamental ni supranacional ni que use la fuerza cómo herramienta. Aunque espero no ser nunca tan estúpido como para no escuchar las voces que considero de autoridad, porque para aprender hay que evitar el orgullo.

No me gustan las mentiras ni los vendidos y aún menos quienes no lo reconocen, y se redobla mi asco cuando se trata de supuestos “artistas” que desaprovechan la oportunidad que su éxito les ha brindado por llenarse los bolsillos. Claro que en la mayoría de estos casos ese éxito no ha sido ganado, si no comprado por las grandes compañías que les auspician.


No sé si os habréis dado cuenta de que este tema me toca de manera muy personal, algo normal ya que para esto me han ofrecido colaborar con El Contador de Historia, para hablar del resto de la cultura que se supone que el Contador no puede hablar (música, cine…), porque se ha acabado el mundo. Así de obsesionado está el jefe con la coherencia, si es que es un puto loco… ah, sí… esto es algo que hago mucho, aunque me ha pedido que me controle, siempre estoy soltando exabruptos y palabras malsonantes, pero como hoy es el primer día que nos vemos estoy siendo educado, ya cogeré confianza.

Fernando Folio

Fernando Folio soy yo.


Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

2 ideas sobre “Fernando Folio soy yo