Análisis del Juego Carcassonne 2


TítuloCreadorFabricanteNº JugadoresAño publicaciónTiempo partidaInstruccionesContenidos
Carcassonne
Klaus-Jürgen Wrede
Devir
2-5 (2-3 recomendado)
2000
45 min
72 Piezas de territorio, 40 Fichas de seguidores (5 por cada color) y 1 Marcador
ANÁLISIS DEL JUEGO CARCASSONNE:
En los inicios están siempre las mejores sensaciones o como mínimo las más alegres, aunque quizás las menos plenas.

De los inicios surgen los sueños, las ilusiones más utópicas y la realidad chocan en esos primeros días, en las reuniones primeras o en los primeros capítulos. Da igual que comiences un cómic, una colección de tazas de té en miniatura o una nueva afición como la de los juegos de mesa… es por esto que recuperé de la hecatombe en la que vivimos el Carcassonne, un juego de mesa para empezar con los juegos de mesa por ser sencillo de jugar y difícil convertirse en maestro, y porque mezcla una dosis de azar con estrategia a largo plazo.

En aquellos años dorados del neocapitalismo (aunque para vosotros no sea tan neo), el Carcassonne formaba parte de la triada de juegos obligados para iniciarse con lo que llamaban algunos, juegos especializados, es decir aquellos que no eran clásicos, esta triada eran: Colonos de Catán que ya os presenté, Dominion que también conocéis ya y este Carcassonne. Mi opinión sobre los dos primeros ya la conocéis, uno lo aborrezco aunque aprecie sus fortalezas y el otro me parece uno de los mejores juegos a los que podéis jugar. Aunque con el Carcassonne me ocurre algo diferente, quizás porque es al que menos jugué en su momento o porque nunca me atrajo en exceso la Edad Media y sus castillos; pero este juego de mesa nunca me generó sentimiento alguno.

A pesar de ello tampoco dejé nunca de reconocer de forma objetiva todos los puntos positivos que aportó en su momento al Carcassonne: sencillez de manejo y reglas, azar ajustado (sobre todo para juegos de esta índole) y partidas ajustadas por norma general. Además para lo que os quería exponer es el ejemplo perfecto:

Como ya os he dicho en aquella época, ya lejana de dinero y construcción, existía este trío de juegos de mesa del que se decía que si alguien los probaba y no le gustaba ninguno, entonces no necesitaba jugar a otro más porque con mucha seguridad tampoco los disfrutará ya que entre los tres (Dominion, Colonos de Catán y Carcassonne) abarcan las mecánicas básicas de casi todos los juegos de mesa. Si por el contrario los encontraba divertidos, lo más probable es que iniciará su afición por los juegos especializados, y quiero que quede claro que lo importante es el verbo INICIAR. Porque ese momento en cualquier proyecto, afición, etc. Es de los más importantes y a su vez de lo más engañoso y traicionero.

Porque en los inicios reside la esperanza y ésta, aparte de sacar lo mejor de cada uno, muchas veces nos impide ver las inconsistencias o los errores que realizamos, y es que la esperanza, como los inicios, son muy difíciles de gestionar porque por muchos pies que tengas en el suelo, la imaginación fluye desbocada y la cabeza no puede controlar esas ideas ni esa ilusión… aunque no es menos cierto que cualquier proyecto, afición o idea que se quiere llevar a cabo y que sus comienzos no estén plenos de estos sentimientos, salvo deshonrosas excepciones, nunca llegarán a nada ya que sin las ganas que da la esperanza, ante la primera piedra en el camino todo se desvanecerá como lágrimas en la lluvia… (Replicantes al poder, eterno Blade Runner).

Pues con todo este desbarajuste de ideas os traigo el Carcassonne, para que lo juguéis, para que lo probéis y para que (ya se lo diré a Marta) todos vosotros echéis una partida como mínimo (también a los otros de la triada que ya os he comentado) para conoceros y conocerlos mejor y ver quien será el primero en iniciar una nueva afición a los juegos de mesa y disfrutará de todos los hermosos sentimientos que de todo inicio ha de surgir… y por supuesto, no perdáis nunca la esperanza.

El Contador de Historias

Carcassone By Klo(talk)(Uploads)-Own work, CC BY-SA 3.0,$3

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

2 ideas sobre “Análisis del Juego Carcassonne