Sagardo Eguna y la coral alemana


Hace unos días disfrutaba de un Sagardo Eguna soleado y caluroso en la Plaza Constitución de Donostia, probábamos las distintas sidras de las diferentes sidrerías y aunque siempre me han dicho que son los restos de la temporada, bien rica que estaba. Compartía el tiempo y la conversación con un buen grupo cuando las necesidades fisiológicas básicas hicieron acto de presencia (cosa normal por otro lado ;D). Pero claro, era imposible acceder a eso que algunos llaman baños públicos ya que con tanta sidra, cualquier vejiga es pequeña.

No eran pequeñas las colas del Sagardo Eguna que decidimos evitar yéndonos a miccionar a un bar cercano, y tras pedir un pote para sobreponernos (yo no) de la culpabilidad capitalista ante el uso privativo del WC… ¿cómo puede la gente sentirse mal por usar el retrete de un lugar público, aunque con derecho de admisión? Nunca lo he entendido porque ¿dónde se supone que debo liberar mis necesidades si en la calle te multan? Pero bueno…

Lo hicimos, soltamos todo lo que nos sobraba y salimos del bar y entonces… entonces ocurrió lo extraordinario. A nuestra izquierda resonaban las moduladas voces de varios varones en un idioma que al principio sonaba extraño, pero que en poco tiempo descubrimos que era alemán y… en resumidas cuentas me quedé sin palabras… nunca había escuchado a una coral y ni mucho menos mientras brindaba con ellos… fue impresionante y como a veces valen más una imagen y su correspondiente sonido, que mil palabras… aquí tenéis un vídeo con un ejemplo de la cerca de una hora de concierto que dieron mientras se tomaban sus pintxos y sus potes y al que por supuesto, nos quedamos hasta el final.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.