It’s all bullshit


It’s all bullshit, and it’s bad for ya

its-all-bullshit-cultures_precolombiennes_mrah_olmeque_babyface_02_10_2011Son como pequeños monstruos que no entienden dónde están, ni quien le rodea, ni tan siquiera tienen conciencia de su propia conciencia. Vomitan, tosen, moquean, lloran y gritan. Se estiran como si fuesen aliens enanos y después, a llorar que hay que chupar, succión, succión, los gases, esa mínima vomitona y de vuelta sus sueños. Son personas y a la vez no lo son todavía, eso está claro, pero es que no son niños tampoco… por ahora sólo son marionetas que imitan al ser humano, qué sí, qué podrás pensar e incluso atreverte a imaginar que, en un futuro, se transformarán en alguien, puede que interesante y divertido o puede, y aquí hay más posibilidades, sólo otro número más dentro de esta sociedad, normal (en la peor de sus acepciones) a más no poder y sin interés alguno por pensar por sí mismo… lo serán porque antes lo habrán sido sus padres, otro borreguito con el que hacer esas estadísticas tan importantes para comprender a la humanidad. Ahora, todavía no tienen esa inocencia y curiosidad infantil qué sí que le hará especial y que el sistema, a través de todos sus medios (educación, televisión, internet…), destruirá sin remilgos ni mala conciencia, convirtiéndole de nuevo en una marioneta llorica y ansiosa por consumir, que buscará con desesperación el coche más caro, la televisión más moderna o remodelar por tercera vez la cocina. Aunque hasta entonces no son más que pequeños monstruos con movimientos espasmódicos que con los años se controlan, pero lo que ganan en coordinación lo pierden, año a año, de inocencia y libertad… sólo hay una esperanza y es que, al igual que en la evolución hay genes que mutan, habrá niños que crezcan con otros ideales y que de manera inconsciente le chirríen los principios del sistema. ¿El mayor problema? A partir de los treinta se convierte en una labor titánica dudar del sistema y tratar de actuar, o en su contra o como mínimo, al margen. Ya lo decía George Carlin, más o menos así: todo lo que nos cuentan son gilipolleces, mentiras, y es malo para vosotros…

It’s all bullshit, and it’s bad for ya

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.