Análisis del Juego El Hobbit 2


TítuloCreadorFabricanteNº JugadoresAño publicaciónTiempo partidaInstruccionesContenidos
El Hobbit
Reiner Kniza
Devir
2-5 (Recomendado: 3)
2010
45 min
1 Tablero, 1 Bilbo, 1 Smaug, 38 Cartas de eventos, 31 cartas de aventura, 5 Tableros de personaje, 15 Indicadores de color, 60 Cartas de enano (1-60), 50 Contadores provisiones, 75 Joyas, 1 Ficha de anillo, 5 Dados
ANÁLISIS DEL JUEGO EL HOBBIT:
Lo cierto es que debido a los años que os ha tocado vivir sois una generación opuesta a la última hornada de jóvenes paridos por el sistema imperante anterior… ellos, al contrario que vosotros, tenían las necesidades básicas resueltas y vivían inmersos en un mundo complejo donde para hacer lo que el sistema les exigía, necesitaban realizar antes un millón de trámites y procesos decididos por los mismos que exigían. Las cosas más básicas: cambios de compañías (de cualquier tipo: eléctricas, telefónicas…), peticiones de becas o ayudas, búsqueda de trabajo… eran auténticas torturas, por fortuna no las sufriréis, pero cuando la sociedad consumista estaba en su culmen, estos hechos eran de obligado cumplimiento para llegar a ser un ser humano de provecho. El barroquismo vital y administrativo exigido por la sociedad creó seres con demasiadas cosas en la cabeza, tantas que no podían percatarse de la importancia de las cosas más simples, las más pequeñas, cuya belleza sólo es comparable a la felicidad que ofrecen. Por eso, en contra-prestación a la complejidad de algunos de los juegos que os guardé, aquí os traigo El Hobbit, que viene a ser un simple Juego de la Oca con alicientes… simple, muy simple… y divertido, muy divertido.
En EL Hobbit, el juego de mesa, cada uno de los jugadores representará a uno de los miembros de la expedición de los enanos a los que acompañaban Bilbo y Gandalf (que por cierto, no aparece por ningún lado) en el libro original. Y como se puede prever, el objetivo es enfrentarse con Smaug y recuperar el tesoro… quién más gemas recupere en los enfrentamientos, gana. Para conseguirlo el juego aglutina reglas sencillas ya inventadas y crea un Juego de la Oca con creación (simple) de personajes, misiones-enfrentamiento (simples) donde ganar las gemas, ubicadas en casillas concretas del tablero. Quizás lo más divertido del juego sea cómo nos movemos entre esos puntos de misiones-enfrentamientos; no se usan dados de 6 caras como en la Oca original, si no que cada jugador tiene 5 cartas de enano en su mano con valores entre 1 y 60 y cada casilla aumenta o disminuye los atributos de tu personaje. Entonces cuando el grupo se mueve, cada jugador saca una carta de enano que según su valor (de menor a mayor) decidirá cual es la casilla en la que cada uno caerá, ya que el grupo avanza cada turno tantas casillas como jugadores lo formen…
¿Os dais cuenta? Soy hijo de mi tiempo, trato de explicaros un juego sencillo y lo complico al escribir, por eso es mejor que lo probéis (en una partida conoceréis todos sus secretos) y lo disfrutéis por vosotros mismos. Mientras, yo me dedicaré a recordar aquellas pequeñas cosas que me hicieron realmente feliz y que aquel sistema atroz no pudo pervertir… esa vez que transformé el llanto de aquel niño en risa… la comida de mi abuela… la siesta en los bancos de aquella catedral… la paz que se respiraba en esa roca, encima del mar… ese abrazo tan reconfortante… aquel día lleno de sol en que lloré como si no hubiese mañana…
…la primera vez que la vi…

El Contador de Historias

Análisis del Juego El Hobbit

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

2 ideas sobre “Análisis del Juego El Hobbit