Análisis del Libro El hobbit


TítuloAutorAño publicación
El hobbit
J.R.R. Tolkien
1937
ANÁLISIS DEL LIBRO EL HOBBIT:
Todavía sois jóvenes, niños, y a pesar de muchos de los cómics y libros que os he guardado (y de este mundo), quiero que sigáis siéndolo. Ya se que habéis vivido vuestras propias aventuras en este apocalípsis, pero no puedo dejar que olvidéis lo que significa disfrutar de las otras aventuras (las buenas), en mundos imaginarios donde los valores son tan claros… el bien hace el bien y el mal es el mal, por eso os traigo este libro, no os encontraréis con medias tintas ni antiheroes en El Hobbit.
Puede que existan traiciones en su trama y que la muerte también esté presente, pero la bondad y la amistad siempre prevalecen dentro de su inmenso universo… no sé si llegasteis a conocerlo, pero en los buenos tiempos, tenía una legión de seguidores… aunque eso ya os lo explicaré en otra ocasión.
El Hobbit surgió de la cabeza de JRR Tolkien como un cuento para que su hij@ (no recuerdo su género) se durmiera, pero en su increíble imaginación creció y creció hasta convertirse en uno de los libros más conocidos de la historia y un fenómeno de masas, que aún así guarda un cariño inmenso por unos personajes reconocibles y carismáticos, tanto que el principal protagonista se podría considerar el más soso de todos al comienzo de la historia… pero perdón, no quiero ponerme técnico, esto no tiene importancia, lo más importante de El Hobbit es la capacidad que encierra entre sus hojas para conseguir que cuando lo leáis, os perdáis por ese mundo fantástico lleno de enanos, magos y dragones. Además, como las mejores historias, narra un viaje de descubrimientos personales por fastuosos o desolados lugares, huídas de los malos, escondites apestosos y húmedos y por supuesto, la creación de Gollum y el Anillo para controlarlos a todos…
A fin de cuentas es una de las novelas clásicas de aventuras, con los valientes enanos, inteligentes magos e inocentes ladrones (cuando lo leáis, lo entenderéis), aunque creo que que lo mejor que os puede ofrecer El Hobbit (aparte de horas de diversión), son sus innumerables mensajes de apoyo entre razas, de que cualquiera puede ser el elegido lo que nos hace a todos únicos y lo más difícil, nunca hay que dejarse corromper.
Así pues, leed El Hobbit, leedlo y olvidaros durante esas horas de todo lo malo que gobierna vuestro mundo, porque en la Tierra Media, por muy mal que se pongan las cosas (y se ponen MUY mal), el bien siempre gana y el mal desaparece… lo mismo lograremos en el Núcleo con este mundo aciago que nos ha tocado vivir.

El Contador de Historias

Análisis del Libro El Hobbit

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *