Análisis del Juego Patchwork 1


TítuloCreadorFabricanteNº JugadoresAño publicaciónTiempo partidaInstruccionesContenidos
Patchwork
Uwe Rosenberg
Maldito Games
2
2015
30 min
Reglas BoardGameGeek en castellano
1 Tablero Central, 2 Tableros-colcha, 1 Peón, 2 Marcadores de Tiempo, 5 Parches de Cuero, 1 Loseta 7 puntos, 33 Parches y 50 Fichas de Botón.
ANÁLISIS DEL JUEGO PATCHWORK:
No sé si os habrá pasado alguna vez, pero os puedo asegurar que a mí sí que me ha ocurrido. Un amigo, una pareja o un familiar te recomendaba una película, un restaurante, una canción o cualquier otra cosa que a él/ella le había encantad@ y tú la veías, ibas a comer o la escuchabas; y el resultado era distinto en tu experiencia. Ya fuera por tu estado anímico, porque la temática no te atraía o simplemente porque no te gustaba tanto como a ese amigo, familiar o pareja. Por supuesto también ocurría al contrario, por ejemplo, antes de que el mundo se fuera al garete, el director nada prolífico Terrence Malick estrenó El árbol de la vida. La fui a ver con mi novia, ya sabéis, esa que me ganaba a todos los juegos de mesa, y mientras yo salí del cine extasiado con la fuerza de las imágenes, ella estuvo cerca de dormirse. Después fuimos con unos amigos a quienes sin dudarlo les recomendé la película, al igual que hice con mis padres esa noche, en cuya casa dormimos. Y aunque muchas de esas imágenes siguen grabadas a fuego en mi memoria, ninguno de mis allegados vio la película con los mismos ojos que yo, a pesar de lo mucho que me esforcé en explicar las maravillas narrativas y temáticas que guardaba El árbol de la vida (vamos que me puse pesado). Algunos apreciaban lo que les contaba pero el film no resonaba en sus entrañas como en las mías… y eso mismo me pasó con el juego de mesa que hoy os traigo, Patchwork, aunque al revés. Leí, vi y escuché mucho sobre sus muchas bondades y cuando lo jugué, aun apreciándolas, en ninguna partida me enamoró… entonces, porqué lo salvaste del fin del mundo occidental os preguntaréis. Primero, si encontráis hoy en día cualquier resto de cultura en perfecto estado y podéis guardarlo, yo os recomendaría que lo hicieseis al igual que hice yo con este Patchwork y segundo y quizás más importante, Patchwork, a pesar de mi experiencia, tiene tantas cosas buenas como juego de mesa que seguro que muchos de vosotros sí que os enamoraréis.
De nuevo os traigo un juego de mesa para 2 jugadores, ante la falta de afición en donde vivíamos, mi novia y yo éramos nuestro único grupo lúdico… pero ya me voy por las ramas… hoy paro rápido… Patchwork es un juego para dos donde deberéis gestionar vuestro tiempo y botones para formar, sobre un tablero cuadriculado personal, la colcha más grande con las piezas (retazos) que compréis. Es decir, hay un tablero central que es un track que representa el tiempo que gastáis al comprar una pieza para vuestro tablero personal. Estas piezas también cuestan botones (la moneda del juego) y algunas además te dan botones, que son básicos para el recuento final y dilucidar al vencedor. La colocación de las losetas en el tablero personal es la parte más original y sin lugar a dudas lo que más me gustó, como si fuera un rompecabezas o un Tetris (para los que lo recordéis)… y aquí es donde viene a colación la parrafada del principio… quizás demasiada extensa…
Porque todas las mecánicas de Patchwork me parecen excelentes en la teoría y en la práctica, sencillas pero conjuntadas dan mucho juego sin por ello ralentizar las partidas. Además como yo os he dicho, la colocación de las piezas semejante a un puzle irregular era muy curiosa y esa era una de las características que más apreciaba, la originalidad. Y aun así, aunque cumplía con todo lo que buscaba en un juego de mesa, me dejó frío.
Es por eso que os he traído Patchwork, por mi experiencia, porque deberíais de aprender a apreciar lo bueno que tienen las cosas que no os apasionan, con las que no os sentís cómodos o que incluso os han decepcionado… no os estoy diciendo, no hay mal que por bien no venga, porque eso es mentira (referencia al Chojin)… ni que volvamos a ser esos optimistas descerebrados que la publicidad y el consumismo extremo del difunto sistema anterior fue formando a lo largo de los años… no, eso no… pero con las vivencias tan depresivas que habréis pasado al sobrevivir al apocalipsis y subsistir en él, es muy fácil dejarse llevar por la apatía. Así que si lográis apreciar los puntos fuertes, lo bueno, de lo que no os gusta… o al menos de lo que os gusta poco… la subsistencia en este nuevo y peligroso mundo será algo mejor porque aprenderéis a disfrutar de una noche estrellada aunque fría, una comida tranquila aunque frugal y del calor humano aunque huela mal.

El Contador de Historias

portada patchwork

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Un comentario en “Análisis del Juego Patchwork