Análisis del Juego Dados Zombie


TítuloCreadorFabricanteNº JugadoresAño publicaciónTiempo partidaInstruccionesContenidos
Dados Zombie
1 – 99
2010
10 – 20 min
13 Dados.
ANÁLISIS DEL JUEGO DADOS ZOMBIE:
Quiero que os toméis con humor lo que hoy os he preparado. Como hago siempre y como vosotros ya sabéis, os traigo un resto de la cultura de antaño, esa cultura que por vuestra edad la mayoría de vosotros no conoceréis. La realidad es que para el tema que quiero tratar existen mejores ejemplos, de hecho en la Biblioteca tenéis varios, pero hoy quiero provocaros un poco y sacar a colación un debate que en su momento, en la falsa libertad ante-química, dio mucho de qué hablar. ¿Hay que ponerle límites al humor? ¿Realmente se puede? ¿Acaso será que no los tiene? Y es por eso de los límites que he elegido este juego de mesa, Dados Zombie, en donde seréis lo que más odiáis, en este caso zombies, que vendrían a ser en aquella cultura ya lejana, nuestros químicos. Salvo que estos zombies son más exquisitos y al contrario que la lacra de nuestro tiempo, que mastican y tragan cualquier parte del cuerpo, ellos sólo comen cerebros humanos. Bueno, ellos no, vosotros en cuanto juguéis. También como siempre, lo primero y más necesario es que os explique el funcionamiento del juego, porque de nada servirían estos escritos si no os enseñan, al menos, a jugar.
Ya sé que cuando os hablo de un juego de mesa, de un libro o de un cómic (por cierto, hace poco encontré otro en buen estado), de lo que menos hablo es del propio objeto, pero habéis de tener paciencia al respecto porque al fin y al cabo, ese es uno de los objetivos de la cultura en sí misma. No sólo hacernos disfrutar, también hacernos pensar… pero bueno… parece que nunca aprenderé a no divagar… me concentro… Dados Zombie, funcionamiento sin expansiones… lo más sencillo del mundo… en tu turno coges sin mirar tres de los dados del cubilete, los tiras y según los resultados decides. Si te sale una bala es que una persona te dispara, si sale un cerebro te lo comes y si salen pasos tú decides si volver a tirarlo porque el humano está huyendo. Al volver a tirarlos cogerás nuevos dados hasta tirar tres otra vez. Si recibes tres disparos en una ronda pierdes y el primero en llegar a trece cerebros gana. Y básicamente ese es todo el juego, espera, falta lo que hace de este juego un party (terminología de antaño). El jugador inicial será el que mejor imite el sonido de un zombie, su gruñido característico, nada que ver con los gritos histéricos de los químicos y es que no hay mejor forma de romper el hielo y perder la vergüenza que el humor… y como si estuviese planeado estamos de vuelta con el humor, del que yo no creo que tenga límites
Pero mientras escribo me doy cuenta de una cosa: el tema de la comedia no es lo importante, lo importante son los límites. Aunque no los de un concepto abstracto, si no los vuestros. ¿Seréis capaces de jugar a Dados Zombie después de todo lo que habéis pasado? Teóricamente habréis de poneros en la piel (muerta por supuesto) de los responsables del fin del mundo, como los que hay en nuestro fin del mundo y eso, por desgracia para vosotros, os toca muy de cerca… es mi carácter provocativo el que me ha incitado a traéroslo para que conozcáis vuestros límites, unos límites mucho más difusos que los que ya domináis, los del humor personal y bueno… dejando aparte tanta transcendencia, también os lo traigo porque recuerdo todas las risas que compartí con mis amigos jugando a Dados Zombie.

El Contador de Historias

dados zombie

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *